Muchas veces, en las mañanas, nos levantamos con el pie izquierdo, con flojera y sin ganas de ir a estudiar o trabajar. Esto hace que nuestros días sean grises y que solo esperemos que la semana acabe para que sea fin de semana de nuevo.

 

Por eso, a continuación, les detallo 6 pasos súper simples para comenzar bien tus mañanas y disfrutar mejor tu semana:

 

Sé agradecida: Agradece por todas las cosas buenas que hay en tu vida, comenzando por tu familia, tus amigos y tu salud. Cuando nos sentimos agradecidos por lo que tenemos, nos convertimos en personas más felices y valoramos los pequeños y grandes detalles.

 

Estírate: Tómate 5 minutos al despertarte para estirarte o hacer yoga. Verás como tus músculos, cuello y espalda estarán más relajados, así te sentirás llena de energía para empezar tu día.

 

Duerme 8 horas y despiértate temprano: Es importante dormir temprano y mínimo 8 horas para sentirte con energía al día siguiente. Además, levantarte temprano te ayudará muchisímo para aprovechar el día y sentirte más positiva y proactiva.

  

Desayuna como una reina: ¿Nunca oíste el dicho “Desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo”? Bueno, esa es una de las frases más sabias que existen. Tómate un tiempo para preparar un jugo con tus frutas favoritas, un riquísimo plato con avena o tu sándwich preferido. Todo buen día empieza con un buen desayuno.

 

Limpia tu piel en la mañana: Tu piel dice mucho de ti, siempre recuerda limpiar, tonificar y humectar tu piel todas las mañanas para cuidarla y que se vea saludable. Eso hará que te tomes un momento cada día para engreírte y tener un tiempo para ti.

 

Planea tu día la noche anterior: Haz una pequeña lista con las cosas que tengas que hacer y hazlas.  No olvides dejar momentos para disfrutar de las cosas que te gustan: como leer, comer un chocolate o ver tu serie favorita. La vida no es solo estudiar y trabajar, también debes hacer las cosas que amas.

  

¿Qué esperas para seguir estos tips y agregarle color a tus días?