Categorías

Último post

Comentarios

  • Publicado el: Jan 18, 2019
    Autor: Vanessa Figari
    ¡Hola! (soy una nueva clienta)

    Hola Marines, ¿cómo estás? llegué de pura casualidad a tu página, porque no...

  • Publicado el: Jan 10, 2019
    Autor: Ale Chavez
    Me encanta!

    Luly!! He probado todo tipo de recetas de jugos saludables y jamás había...

  • Publicado el: Nov 15, 2018
    Autor: Aracelly Carranza
    Gracias por los tips!!

    Me parecen geniales tus consejos! tres de ellos ya los hago! pero pondré en...

PrestaShop
Mi primera experiencia con los aceites esenciales.
Mi primera experiencia con los aceites esenciales.

Oh hello!!

¿Alguien por ahí que conozca sobre los aceites esenciales?

Yo los amo y debo decirles que estoy obsesionada con ellos. Tengo de todos los tamaños, colores y olores. Además, ¡me encanta probarlos y mezclarlos!

¿Cómo conocí a los aceites esenciales?

A ver, por dónde empiezo…

Hace un par de años, una amiga de mi oficina (que es un sol andante y tiene una energía magnífica) me vió con el ojo caído y chorreada en mi sitio con un dolor de cabeza que me mataba. Se me acercó y me dijo: “Espérame, te voy a poner un aceitito que te va a curar”.

Después de un rato, Mayelita volvió a donde estaba y me puso un roll mentolado. No pude evitar que se me escapara una risilla burlona cuando la ví. Yo pensaba que traería algo más parecido a un jarabe, pastilla o algo que aliviará el dolor de cabeza y malestar de cuerpo.

¡Pero no! Trajó un aceitito.

Me pasó el aceitito en la sien, en la nuca, en el plexo, en las muñecas. Y me dijo: “Huélelo por unos minutos, cierra los ojos por 15 minutos y relájate, escucha tu respiración”.

Me acuerdo que pensé: “Pff, chorradas. Tengo una reunión en 20 y tengo que terminar la presentación”; pero como se quedó a mi costado observándome, para no parecer maleducada, tuve que hacerlo.

Cerré mis ojos, escuché mi respiración… ¿y qué creen? En menos de 3 minutos ya estaba relajada.

A los 15 minutos, abrí los ojos y pensé “¡Madre mía del amor hermoso!”. Se me había pasado el dolor de cabeza por completo. Seguía cansada, eso sí, pero el horrible dolor de cabeza se había ido. ¡La “brujerìa” era real! #WHATKINDOFSORCERYISTHIS?!

Después de eso, corrí a comprar el aceite y aún lo tengo. Me lo pongo antes de dormir cuando tengo un día pesado y duermo como una sachavaca.

Luego de eso, empecé a investigar sobre los aceites esenciales en mis lecturas desquiciadas y en mis libros de menjunjes naturales, y encontré una relación de aceites beneficiosos para el cuerpo y el cutis y que, además, ayudaban también a  la relajación. Leyendo sobre esto, me volví un poco loca y decidí que no podía vivir sin ellos.

Compré todos los aceites que encontraba en las tiendas. Luego, en mi casa seguí investigando: cuáles eran los mejores, si te los puedes tomar, cuándo son saludables o no, cuáles tienen pesticidas, cuáles tienen los mejores ingredientes y qué beneficios tiene cada uno, etc. Descubrí que puedes utilizarlos para aromaterapia, para el cuerpo y para el cabello, hasta para tomarlos.

Empecé a pedir más aceites, por Amazon, por Mercado Libre, por encargo a amigas que viajaban. Después de mucho tiempo de tener el suficiente conocimiento y con experimentos de prueba y error, hemos podido agregar estos aceites esenciales, preparados por nosotros mismos, con los mejores ingredientes, a nuestros productos maravillandonos de los resultados. :) (Así nacieron por ejemplo Prairie, Total Recovery, Double Cleanse, etc)

MIS PREFERIDOS

¡Existen millones de eceites y cada uno tiene un beneficio y poder diferente! Aquí te dejo algunos de mis favoritos. OJO, solo basta con usar unas gotitas porque son súper potentes en aroma.

-Aceite esencial de lavanda: Antiflamatorio, ayuda a reducir la tensión muscular. Perfecto para un baño relajante. Añade 10 gotas de este aceite a 5 ml de aceite almendras dulces y mezcla con el agua de tina. ¡Después de este baño dormirás como las diosas!

- Aceite esencial de eucalipto: ¡Un antibacteriano total! Úsalo para desinfectar superficies o la ropa. Agrega unas gotas al agua con la que limpiarás y listo! Para la ropa, agrega un par de gotas al detergente neutro.

- Aceite esencial de caléndula: Tiene dos aplicaciones súper útiles. Como desodorante: diluye unas gotas de aceite de caléndula en aceite esencial de alemendras dulces, mezclar y listo para aplicarlo! Por otro lado, si estás pensando ir de viaje a un lugar tropical, unas gotas de este aceite serán suficientes para calmar picazones de los queridos mosquitos. (Así evitamos usar repelentes tóxicos.)

Con mucho amor esencial,

Loulie.

Publicado el: Jan 15, 2019
Publicar: Blog
Autor: Equipo Lou Botanicals

Dejar un comentarios